La Identidad Digital.

Los espacios de comunicación; blogs, wikis, comunidades van a generar la formación de identidades, importante para la creación de comunidad, proporcionando un contexto basado en los principios de colaboración y participación para la construcción del conocimiento, facilitara la adaptación de los participantes a estos entornos; ofreciendo o definiendo estrategias de participación para optimizar las relaciones.

La frecuente interacción con otras personas en entornos virtuales puede crear una representación auto-referenciada del propio yo, es decir, la percepción de que existe en la red al menos “UN YO MISMO”, que no es mas que la capacidad del yo de conservar la mismidad, que es una dimensión estructura de ser, que perdura en el tiempo, que nos representa e identifica, UNA IDENTIDAD DIGITAL.

  • Así debemos  aprender a construir una representación de cada uno y para la red. Se puede hacer un acercamiento a la identidad digital desde 3 puntos:

 

  • Aquellos usuarios que realizan una vida paralela en la red con un rol definido con propósitos y acciones que se desarrollan en la propia red creando identidades ficticias. En donde la red se transforma en un laboratorio social donde experimentar, sin riesgos, aprendiendo nuevas formas de comportarse útiles para el equilibrio personal en la vida real, un ejemplo es SECOND LIFE. En otro orden debemos ser capaces de detectar desviaciones negativas en este sentido de experimentación, en los casos donde la vida en la red implique ruptura con la vida fuera de la red.
  • Personas que construyen su identidad con la ayuda de todo tipo de recursos útiles; textos, animaciones, imágenes, etc. Caso de blogs y redes sociales donde buscan claramente la participación y complicidad con otros. Agregando objetos, ideas, links que van transformando esa auto-representación que ayudan a crear una identidad propia.
  • Las personas que construyen su identidad en interacciones sincrónas y asincrónas; Chats y foros, realizadas de forma intencionada como soporte que facilita el intercambio sin limitaciones de tiempo y espacio.

 La identidad que se desarrolla es menos predecible porque requiere de la continua actualización al contrario de las interacciones personales que ofrecen mayor estabilidad y predictibilidad.

Mas allá de los rasgos que definen a un participante; dirección de correo electrónico, uso del lenguaje, tono y firma, su posición la gana actuando de modo estratégico ajustándose a las características del grupo de interlocutores, tarea a realizar, condiciones tecnológicas y contextuales en el cual se da la interacción.

 

Con estas 3 tipos descritos, para crear una identidad, la cotidianidad en el uso de las herramientas y procedimientos que aportan a las TICs, permitirá construir una identidad virtual mas o menos cercana a la personal o presencial para posicionarse en situaciones interactivas.

 Esta integración de las TICs y la construcción de una identidad digital en contextos de participación permitirán o contribuirán al desarrollo de una cultura caracterizada por:

 

  • Una sociedad de la información donde seamos capaces de organizar atribuir significado y sentido a la información que se recibe.

  • Desarrollar capacidades para gestionar el aprendizaje debido a los constantes cambios que se producen en sus puestos de trabajo o empleos, por ejemplo. Teniendo que  actualizarse y ajustarse, dibujando un proyecto de vida con multiples proyectos con una identidad única, y diferentes individualidades que cohabitan y pueden solaparse; redactando, chateando, o todo de forma simultánea.

 

  • Desarrollar la capacidad  de crear su propio juicio; identificando y valorando que hay de universal y local en toda la información que llega.

 

  • Un reputación construida por el emisor en la red y validad por el resto de usuarios; producción de contenidos, asesorías puntuales, creando boletines, etc.

 

  • Desarrollo de una mente virtual donde convergen la mente critica, aquella que accede a textos, dialoga con ellos y genera una nueva racionalidad, con la incorporación de las TICs, para construir nuevas perspectivas del mundo.

 

Entonces podemos listar como características de la identidad digital:

 

  • Es una experiencia negociada, porque definimos quienes somos por la forma como participamos.
  • Viene definida por los espacios de comunicación donde participamos.
  • Definimos lo que somos por los que nos interesa.
  • La forma en que conciliamos los distintos entornos  en los que participamos con una misma identidad.
  • Los diferentes conjuntos de redes en las que participamos conforman un espacio sin limites geográficos.