Hacer un pedido por Internet

Para la realización de pedidos por internet la web debe proporcionar todos los medios adecuados   para que el usuario pueda realizar correcciones de los errores en los datos introducidos antes de realizar o enviar el pedido o contratación del servicio, que una vez enviado la empresa debe enviarnos un acuse de recibo de dicha recepción, normalmente por correo electrónico o cualquier otro medio al alcance del usuario, en un plazo mínimo de 24 horas.

Estos contratos celebrados electrónicamente se presumen celebrados en el lugar de residencia habitual del consumidor.

Recordad ¡¡¡ que al comprar o contratar un producto/servicio el consumidor esta realizando un contrato con las cláusulas predispuestas por la empresa, plasmadas en las condiciones generales, normalmente redactadas con la finalidad de ser integradas en una pluralidad de contratos, y con la obligación del consumidor a aceptarlas sin opción a negociacion. Por estas razones es importante conocer las condiciones generales antes de la compra ( imprimirlas y estudiarlas antes).

En los casos que la empresa no facilite con antelación a la contratación las condiciones generales, se entenderá que dichas condiciones que el consumidor no haya tenido la oportunidad de conocer antes de la celebración de la contratación, no serán entendidas como incorporadas al mismo.

Deben estar redactadas de forma clara, concreta y sencilla, y cuando existan dudas acerca de su significado serán interpretadas del modo más favorable al consumidor. Todas aquellas condiciones que vayan en contra de lo establecido en la ley o sean consideradas abusivas se consideraran nulas.

Ejemplos de clausulas abusivas:

  • Las que vinculen el contrato a la voluntad del empresario.
  • Aquellas que limiten los derechos del consumidor.
  • Las que determinen clausulas de reciprocidad.
  • Aquellas que impongan carga de prueba o garantías desproporcionadas.
  • Aquellas desproporcionadas en relación con la ejecución del contrato o contravengan reglas sobre la competencia.

En aquellos casos de haber contratado con empresas que no se encuentren dentro del espacio europeo, hay que ser cuidadosas, primero porque los gastos de envío seran mayores, y en los casos de producirse algún conflicto, habrá que determinar primero la jurisdicción competente que dará solución al conflicto. Por todo ello, es recomendable contratar con empresas en España o dentro del espacio europeo, ya que así siempre la jurisdicción competente será el lugar de residencia habitual del consumidor. En los casos de empresas fuera España, pero dentro del espacio europeo, y necesite información o asistencia deberá acudir al centro europeo del consumidor en España, es la oficina de atención al consumidor y atiende quejas y reclamaciones. Más información en Http://cec.consumo-inc.es.

En empresas pertenecientes a países fuera del entorno europeo, se regirán por tratados y convenios internacionales a los que España esta vinculada, Esto es siempre una acción costosa y lenta. Por ello no es recomendable contratar con empresas no establecidas dentro de la UE.